Tipos de lechuga

 

Tipos de lechuga


Es posible que la lechuga sea uno de los alimentos que casi nunca falta en la comida. Sin embargo, existe infinidad de tipos de lechuga que podemos utilizar y cada una varía no sólo en sabor, textura y apariencia, sino que también en los nutrientes que nos aporta y los beneficios que posee. En esta entrada del blog vamos a conocer algunos de los mejores tipos de lechuga aptas para una buena alimentación.

Tipos de lechugas

Lechuga romana

 Esta es la más conocida por ser aquella que se emplea en la mayoría de ensaladas. Su tallo es bastante vigoroso y posee una cabeza larga. Se diferencia fácilmente de otras especies ya que las hojas son largas y crujientes.

Al ser la más utilizada y vendida es la más barata que nos podemos encontrar en el mercado. Contiene grandes cantidades de vitaminas y minerales y es perfecta para todo tipo de ensaladas.

Escarola

Esta es otro tipo de lechuga que, probablemente, conozcas por haberla visto en numerosos platos. Y es que se trata de una lechuga muy empleada en todas las ensaladas de invierno. Su hoja es del tipo dentado y el sabor es más amargo. Todos los que han probado la escarola saben que pueden combinar con muchos alimentos de temporada. El corazón de esta variedad suele ser de color amarillo pálido o blanco. Las hojas son bastante crujientes.

Radicchio

También llamada achicoria posee un alto valor en antioxidantes. Esto ha hecho que se convierta en una buena opción para llevar una dieta sana y rica en nutrientes. Su forma le ayuda a ser versátil en la cocina. Puede ser preparada tanto cocida como guisada. El sabor es algo amargo y su temporada va desde los meses de enero a abril.

Trocadero

Esta lechuga francesa si es más conocida y tiene más presencia en lugares de compra de verduras. Las hojas son más lisas que en otras lechugas pero el sabor es más mantecoso. La textura es bastante adaptable a todo tipo de alimentos, por lo que es una buena opción para combinar casi con cualquier cosa.

Iceberg

Es otra de las más conocidas al ser la más barata. Tanto en los supermercados como en los hoteles es la que más se vende y se sirve ya que su precio es reducido. Esto se debe a que es la lechuga con menos valor nutricional a nuestro cuerpo.

Rúcula

Este tipo de lechuga tiene su origen en el Mediterráneo. La época más abundante de esta lechuga es el verano. Su sabor refrescante y amargo la hacen perfecta para utilizar en distintos tipos de ensalada y pesto.

Canónigos

Los canónigos son aquellas hojas verde que se comen durante el invierno. Es la lechuga que más hierro contiene. Para los que no la comen se suele decir que “cómo son capaces de comer hierba”. Y es que literalmente parece que estamos cogiendo una hoja de cualquier planta y comiéndola.

Endibias

Esta lechuga se consume entera, incluyendo los brotes. Estos suelen ser de color amarillo y blanco y su sabor es amargo. Esta lechuga tiene gran versatilidad a la hora de cocinar, puesto que se preparan tanto en ensaladas, cocidas, como gratinadas. Uno de los alimentos más ideales para combinar son las nueces, manzana y los quesos.

Texto de Odoo y bloque de imagen