PLAGUICIDAS EN LOS ALIMENTOS:

PLAGUICIDAS EN LOS ALIMENTOS: 


Cuando la gente come o bebe pequeñas cantidades de plaguicidas día tras día, el veneno se acumula en el cuerpo, de modo que estas pequeñas cantidades se suman y pueden causar problemas de salud a largo plazo.

En el caso de las hojas exteriores de las verduras frondosas como el col y la lechuga,  se recomienda no consumir las primeras hojas porque éstas son las partes que absorben mayor cantidad de  plaguicidas.

Para reducir el monto de residuos de plaguicidas, es importante lavar bien las frutas y las verduras con productos especializados cómo los purificadores de alimentos.

Los alimentos orgánicos (que se cultivan sin plaguicidas) son más seguros y sanos, tanto para la gente que los cultiva como para la gente que los consume.  Por lo que cada día toman mayor relevancia e importancia. Algunas personas incluso mantienen huertos orgánicos para controlar y tener mayor seguridad de los alimentos que consumen.

Texto de Odoo y bloque de imagen