Las arañas rojas

 

Las arañas rojas



Las arañas rojas son ácaros tetraníquidos que se alimentan de plantas y además plagas muy dañinas en muchos cultivos. Las altas temperaturas y un ambiente seco son las condiciones más óptimas para que una población de araña roja se desarrolle rápidamente. Afecta a la mayoría de cultivos hortícolas, destacando las solanáceas. En general son el tomate, pimiento, berenjena, calabacín, judía, melón, sandía y bayas. Hoy en nuestra entrada del blog te contamos un poco más de esta plaga.

Daños

Las arañas rojas se alimentan succionando la savia de la planta. Las células vegetales se vuelven amarillas y ello se puede observar en el haz de la hoja en forma de pequeñas manchas amarillas. Como consecuencia, se reduce el área fotosintética de la hoja y la planta pierde así su equilibrio fisiológico. Además las telarañas que hacen las arañas rojas disminuyen el valor estético de las plantas ornamentales.

Cómo combatir las arañas rojas

Antes de iniciar cualquier tratamiento químico, casero o ecológico, recomendamos eliminar malas hierbas alrededor del cultivo y revisar todas las mallas y plástico del invernadero, para evitar roturas por las que la plaga pueda entrar al cultivo. Recordemos no sólo por contacto directo sino por viento, puede entrar la araña.

En los invernaderos hacer una doble puerta de entrada y limpiar bien las herramientas, para evitar llevar propagar la plaga.

También es conveniente comprar la planta en un vivero de confianza. Muchas veces la plaga viene del mismo semillero. Comprobar los tratamientos que han realizado previamente.

 Cuando la plaga es muy fuerte, es importante eliminar las hojas de la parte baja de la planta ya que es donde más se puede acumular la araña. También eliminar de forma manual las telarañas que hayan creado para que los tratamientos acaricidas tengan mejor efecto.

La lucha con insecticidas ecológicos contra las arañas rojas es una excelente opción para combatir esta terrible plaga.

Texto de Odoo y bloque de imagen