Fungicidas: ¿qué son?

 

Fungicidas: ¿qué son?



Un fungicida es un tipo de pesticida que mata, inhibe o elimina directamente los hongos que causan las enfermedades en las plantas . La mayoría se aplican mediante la fumigación o espolvoreo sobre las hojas, los frutos o incluso sobre las semillas.

Dentro de los fungicidas podíamos determinar dos categorías principales dependiendo de su modo de acción:

De contacto o protectores: Se utilizan sobre todo como preventivamente. Se adhieren a la superficie de las plantas impidiendo la germinación de hongos.

Sistémicos o curativos: Utilizados cuando se detecta la plaga. Estos fungicidas son absorbidos por la planta (bien por las raíces o por las hojas) y se trasladan a través de la misma, actuando contra los hongos o mohos en diferentes etapas de su desarrollo.

No obstante, no es posible erradicar todas las enfermedades causadas por hongos con este tipo de productos, como por ejemplo los hongos del género Armillaria o Rosellinia. Motivo por el cual es importante determinar con antelación el tipo y la causa de la enfermedad o plaga a la que nos enfrentamos, antes de poner en práctica la aplicación de cualquier fungicida.

Fungicidas naturales a base de extractos de plantas

Los fungicidas naturales a base de extractos de plantas son conocidos desde la antigüedad pero han sido apartados durante mucho tiempo por los fungicidas convencionales hasta que ahora vuelven cada vez con más fuerza.

Hoy en día se conocen mejor los usos y dosis de los fungicidas naturales, a la vez que son fáciles de manejar y que muchas de estas plantas las podemos cultivar o recolectar fácilmente.

Los fungicidas naturales no generan residuos tóxicos ni ocasionan resistencias frente a estas enfermedades y otorgan cierta independencia del agricultor sobre todo cuando se utilizan preparados caseros a base de plantas, por lo que es importante su aplicación en los cultivos.

Texto de Odoo y bloque de imagen