Flores para tu jardín: Las rosas

 

Flores para tu jardín: Las rosas


La rosa es una flor perteneciente a la familia de las Rosáceas que tiene gran popularidad en todo el mundo. Si bien la planta recibe el nombre de "rosal", la denominación "rosa" ha pasado a ser el nombre común de todas las flores de esta familia, las cuales bordean las 30 mil variedades.

A menudo se dice que las rosas son flores delicadas que merecen un cuidado especial. Sin embargo, esto no impide que se pueda adaptar su cuidado tanto a jardines grandes como a pequeños. En cualquiera de estos casos, es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos:

Cuidados básicos de las Rosas:

* Las rosas son flores de clima cálido, así que se recomienda tenerlas en un lugar en donde pueda tener regularmente exposición al sol. En caso de encontrarse en una zona más fría, se debe procurar no tenerla por mucho tiempo en temperaturas menores a los 15 grados.

* Las rosas no requieren de agua constantemente, pero su riego debe ser más cuidadoso si es que se encuentran en un lugar reducido. Por lo general, se recomienda usar el método del goteo para evitar que las flores desarrollen hongos por exceso de agua. En el caso de tener rosas en macetas, el riego debe ser diario, sin que la planta termine inundada.

* Opta por el abono orgánico. No solo mejorará el aspecto de tus rosas, sino también restaurará mucho mejor los nutrientes que necesita para poder florecer. Se recomienda hacerlo una vez al año.

* Cuando el rosal ya haya dado sus primeras rosas se debe tener cuidado para poder cortarlas. Una manipulación excesiva solo ocasionará que la flor se estropee.

* Tras esto, y ya en invierno, opta por realizar una poda completa de tu rosal. Esto quiere decir que deberás cortar la madera seca y las ramas improductivas para mantener el ciclo de la flor. Recuerda que la poda se debe realizar por encima de la yema. Se recomienda que el corte se realice en un ángulo de 45 grados.

Texto de Odoo y bloque de imagen