Enfermedades que sufre el césped

Enfermedades que sufre el césped


Las enfermedades son uno de los mayores problemas que afectan al césped. Básicamente hay dos tipos de enfermedades que se pueden presentar: primeramente las causadas por organismos vivos tales como hongos, bacterias, virus, etc.  En segundo lugar están las enfermedades puramente fisiológicas, o sea, debidas a factores ajenos a parásitos y más bien atribuibles al entorno del césped (clima, suelo, aguas de riego, fertilización, etc.) Hoy en nuestra entrada del blog te contamos acerca de las enfermedades que sufre el césped. 

Hay muy a menudo una interacción entre factores del medio ambiente y la enfermedad debida al patógeno. Es decir que en muchos casos, una planta contrae una enfermedad porque se encuentra en un estado receptivo por mala salud. Asimismo, el entorno influye en el agente de la enfermedad aumentando su agresividad, su rapidez de desarrollo, su producción de órganos de diseminación, etc.

Así hay ciertos factores que favorecen la aparición y desarrollo de las enfermedades, tales como el exceso de humedad, la densidad excesiva de vegetación, las siegas muy rasas que dejan la planta en situación precaria, el tipo de siega con cuchillas mal afiladas que provocan heridas en la planta, el exceso de fertilización, la calidad del suelo, pH, salinidad, equilibrio nutritivo, etc., la calidad de las aguas de riego, la iluminación y ventilación de la superficie ajardinada, etc.

También hay que tener en cuenta que no todas las especies que pueden componer un césped son igual de sensibles a los patógenos causantes de las distintas enfermedades, e igualmente hay variedades que, debido a los distintos procesos de investigación, han desarrollado una mayor resistencia o tolerancia a algunas enfermedades.

En este sentido es importante conocer estos factores a la hora de hacer la elección adecuada de la mezcla que debamos sembrar, para prevenir posibles problemas de enfermedades criptogámicas en nuestro césped.

Principales enfermedades

Las principales enfermedades criptogámicas o fúngicas en el césped son:

Dollar spot o moteado (Sclerotinia homoeocarpa)

Se reconoce por las manchas en césped de color amarillento de 2 a 6 cm, que al final se vuelven en color blanco.

Roya negra (Puccinia graminis), Roya coronada (Puccinia coronata), Roya amarilla (Puccinia striiformis)

A la Roya negra son especialmente sensibles las Gramíneas y a la Roya coronada las Poas. Los síntomas de esta enfermedad se manifiestan con unas manchas de color amarillo anaranjado en las hojas, dando al césped un color marrón rojizo. 

Fusarium estival (Fusarium roseum)

Afecta a la Festuca rubra, Agrostis, Poas y Ray grass. Las manchas en el césped son de un color amarillo pálido. En estadíos más avanzados forma unos círculos muertos con el centro guarnecido de matas muertas.

Hilo rojo (Corticium fuciforme)

En el césped se observan manchas blanco-rosadas pardo claras de 5 a 40 cm que afectan a Ray grass inglés, Festucas, Agrostis, Poas y Cynodon.

Pythium (Pythium spp.)

Se centra más en Poa, Agrostis, Festuca, Ray grass y Cynodón, siendo sus síntomas pequeñas manchas en el césped de color pajizo de 2 a 15 cm, las hojas se oscurecen y ablandan. Se da en céspedes jóvenes.

Rhizoctonia (Rhizoctonia solani)

Se manifiesta con pequeñas manchas irregulares en el césped de color verde púrpura que derivan a color marrón claro y que afectan especialmente a Ray grass inglés, Poa pratensis y Festuca arundinácea.

Mildiu (Sclerophthora macrospora)

Las especies más sensibles a esta enfermedad son Agrostis, Ray grass inglés, Poas y Festucas en general. Se deja notar con una ligera falta de crecimiento y pequeñas manchas amarillas en el césped. Es importante para evitarla un drenaje adecuado para eliminar el exceso de agua en la superficie. Clortalonil, Mancozeb son algunas materias efectivas para su control.

El reconocimiento de los síntomas y la identificación de la enfermedad no siempre es fácil y es aconsejable que la haga un profesional, quien debe prescribir tratamiento adecuado rápidamente y aconsejar un posible cambio en el manejo del césped.

Los riegos de verano, que deben ser frecuentes, provocan entre otras causas las enfermedades criptogámicas. Conviene hacer tratamientos preventivos periódicamente sobre todo durante el verano, ya a partir de la germinación de las semillas y, por supuesto tratamientos concretos y resolutivos ante la presencia y diagnóstico de la enfermedad.

Es preciso aclarar que estas enfermedades son ajenas a las semillas y se contraen en período de cultivo. Cabe matizar que determinadas variedades son más tolerantes o resistentes a enfermedades que otras, dentro de la misma especie. Muy difícilmente una semilla puede ser la causa de un ataque criptogámico al césped, pero si que, en sentido contrario, por sus características varietales, puede hacer que resista o tolere mejor el ataque.

En nuestra tienda online contamos con productos orgánicos que podrán ayudar al manejo y cuidado de tus cultivos.

Visítanos >> TIENDA ONLINE 


Texto de Odoo y bloque de imagen