¿Cómo plantar perejil?

 

¿Cómo plantar perejil? 


El perejil es una planta originaria de la zona mediterránea, una umbelífera bianual que se cultiva por sus hojas. Además, es una de las hierbas aromáticas más usadas en la cocina, ya sea como condimento en ensaladas o para potenciar el sabor de algunos platos. Hoy en nuestra entrada del blog te contamos cómo cultivar perejil (Petroselinum sativum)

El cultivo del perejil

Tipos de suelo

El perejil se adapta con comodidad a todo tipo de suelos, aunque prefiere los que son profundos, ricos en humus, sueltos, frescos y muy bien abonados.

Clima

Este cultivo resiste cualquier tipo de clima, aunque se adapta mejor a los cálidos. Aunque hay que tener en cuenta que las plantas sembradas en verano tardarán de 14 a 16 días en nacer, y las sembradas en invierno, en una zona cálida, un mes.

Siembra y trasplante

La siembra del perejil dependerá de cuando queramos obtener las plantas, aunque se suele realizar de febrero a septiembre. Se puede realizar en líneas que estén separadas entre sí de 15 a 20 cm, dejando de 5 a 8 cm entre plantas. Antes de plantar, la semilla se deberá poner en remojo durante 24 horas. No tiene necesidad de trasplante.

Riego

El perejil necesita de un riego frecuente pero en pocas cantidades, para asegurar una humedad constante.

Cuidados específicos

Plagas y enfermedades

Septoriosis: Una de las enfermedades foliares más importantes del perejil. Está provocada por hongos que manchan la planta de color marrón y puntos negros y la secan hasta hacer que sus hojas se echen a perder. La cola de caballo es el mejor fungicida ecológico. Contra los hongos, lo más inteligente es prevenirlos: mantén las plantas despejadas, para que el aire pueda correr y evita mojar las hojas durante el riego (los hongos adoran los lugares cálidos, sombreados y húmedos).

Pulgón: El pulgón suele aparecer si se abusa del riego y el suelo posee un exceso de nitrógeno. Si se da el caso, recurriremos al jabón potásico disuelto en agua o alguno de los preparados que te ofrecemos en Planeta Huerto. El jabón potásico es un producto natural, ecológico, no tóxico, que no requiere plazo de seguridad y respeta la fauna auxiliar. En el artículo “Cómo combato el pulgón” podrás encontrar toda la información que necesitas para acabar con este conocido parásito.

Mosca del apio: Suele aparecer en primavera y verano. La hembra pone sus huevos en las hojas y las larvas excavan en su interior, lo que produce un secado de los tejidos. El extracto de neem es un buen tratamiento ecológico contra los parásitos.

Mildiu: Este hongo afecta a los cotiledones (las principales hojas que se encuentran en el germen de la semilla) y a las primeras hojas, aunque puede manifestarse posteriormente. 

Texto de Odoo y bloque de imagen