ABONOS ECOLÓGICOS: TIPOS USOS Y APLICACIONES

ABONOS ECOLÓGICOS: TIPOS USOS Y APLICACIONES
¿No sabes qué es mejor entre la gran variedad de abonos ecológicos? Entender el funcionamiento de cada tipo de fertilizante es importante para su correcta aplicación. En el post de hoy te dejamos una pequeña guía para que no te equivoques a la hora de aplicar el abono ecológico más adecuado a tus plantas.

Todo suelo tiene nutrientes de forma natural, estos nutrientes provienen de la descomposición de la roca madre y de la descomposición de la materia orgánica (restos vegetales y animales que se descomponen en la superficie). Por tanto la cantidad y tipo de nutrientes dependerá de la materia orgánica que se deposite sobre ellos y de la composición original de la roca.

Cuando plantamos en el suelo, alteramos el equilibrio natural, ya que la absorción de nutrientes por las plantas es mayor a la regeneración de estos. Por ello, es necesario aportarlos de forma periódica.

Los fertilizantes de origen sintético o químico tienen como único objetivo alimentar las plantas, olvidándose de reponer estos nutrientes en el suelo, con lo que solucionan los síntomas de forma rápida, pero no solucionan el problema. Los fertilizantes de origen orgánico, según la FAO, sirven tanto como alimento de las plantas como mejorantes del suelo. Es decir, reponen estos nutrientes necesarios para mantener la vida microbiana del suelo, lo que los mantiene vivos y en buena salud.

Principales elementos necesarios para las plantas

Todos los nutrientes tienen importancia en las plantas, pero los que se requieren en mayor cantidad son los siguientes:

Nitrógeno (N): Es el elemento indispensable para el crecimiento de la planta.

Potasio (K): Desempeña un papel muy importante en la regulación hídrica de la planta, favoreciendo la absorción del agua en las raíces y regulando la evapotranspiración a través de los estomas (pérdida de agua a través de las hojas). Esto hace que las plantas aguanten mejor en zonas secas y no sufran estrés hídrico. También tiene un papel muy importante en el metabolismo celular, favoreciendo la generación de energía y la multiplicación celular (esto es muy importante en los momentos de formación del fruto, en el cual la planta necesita mucha energía “para fabricarlos”)

Fósforo (P): Indispensable para la floración y producción de frutos.

Azufre (S): Presente en la materia orgánica, favorece la absorción de nitrógeno y es indispensable para la formación de la clorofila, que es la encargada de la fotosíntesis. Otros beneficios que se asocian a una cantidad adecuada de azufre son: Mayor uniformidad y calidad de hortalizas, control de ciertos patógenos del suelo y mayor tolerancia a la sequía. (Dr. Adalberto Benavides. El azufre en las plantas. Departamento de Horticultura, UAAAN, Saltillo 25315 México)

Otros nutrientes importantes

Aunque son necesarios en menor cantidad, son indispensables para el correcto desarrollo de la planta.

Magnesio (Mg):La deficiencia de magnesio puede ser un factor importante que limita la producción de cultivos, ya que es un componente básico de la clorofila.

Calcio (Ca): El calcio tiene un papel muy importante en la absorción de muchos y diferentes nutrientes.

Hierro (Fe): Cataliza la biosíntesis de la clorofila y tiene gran importancia en los procesos catabólicos.

La materia orgánica

En muchos fertilizantes ecológicos encontramos un porcentaje bastante alto de materia orgánica (un 40- 50%). La materia orgánica es un fertilizante que no se asimilará directamente por la planta, si no que se convierte en nutrientes minerales gracias a la actividad microbiana del suelo. Libera los nutrientes de forma gradual hasta su total descomposición, por ello se debe aplicar de manera regular, nunca de forma puntual.

Un aporte regular de materia orgánica garantiza una cantidad de nutrientes equilibrada y prolongada en el tiempo. Además de mejorar las características físicas del suelo.

Otras ventajas:

Mejora la disponibilidad de los nutrientes del suelo para las raíces de la planta.

Mejora la estructura del suelo, haciéndola más esponjosa, lo que permite una mayor retención de agua, menos encharcamientos y mayor aireación en las raíces.

Aportar materia orgánica es lo más parecido a simular la generación de nutrientes que se da en la naturaleza. La materia orgánica es el elemento que constituye la verdadera fertilidad del suelo..

Texto de Odoo y bloque de imagen